20/10/2014

CUPCAKES DE GROSELLAS (quién dijo que un cupcake no puede ser elegante)

Así es. ¿Quién dijo que un cupcake no puede ser elegante? Existe la creencia de que todos los cupcakes son magdalenas de colorines y que están súpermega dulces. Pues no. No es así. Para muestra estos cupcakes que os recomiendo para un día que tengáis invitados en casa, o para las próximas fechas navideñas (qué poquito queda ya jeje).

Esta receta es simplemente deliciosa: bizcocho húmedo de chocolate con crema de queso y grosellas. Elegantes a más no poder.


Por fin encontré las grosellas. Había conseguido probar casi todas las frutas del bosque: moras, frambuesas, arándanos... Pero me faltaban las grosellas.
Esa explosión  ácida de sabor en cada pequeña bolita de un color rojo rubí... No tengo palabras.
Para contrarrestar esa acidez tenía claro la combinación que iba a usar: chocolate y crema de queso.


El sabor en conjunto es maravilloso. Os lo puedo asegurar, y si hacéis esta receta y no os gusta os dejo que me deis un pellizco de los que pican jajaja.



Vamos con la recetaza.

CUPCAKES DE GROSELLAS

Ingredientes para el bizcocho de chocolate:
80 gr de aceite suave
250 gr de azúcar
2 huevos
1 cucharadita de vainilla en pasta
150 gr de harina
50 gr de cacao en polvo
2 cucharaditas de levadura en polvo
150 ml de leche
50 ml de agua hirviendo

Precalentamos el horno a 175ºC y colocamos las cápsulas en la bandeja para cupcakes.
Batimos el aceite junto con el azúcar y los huevos. Seguidamente añadimos la vainilla. Ya tenemos una parte lista. Ahora tamizamos la harina, el cacao y la levadura. Lo mezclamos y vamos añadiendo a la mezcla anterior en dos o tres veces intercalando con la leche. Por último vertemos el agua hirviendo. Quedará una masa bastante líquida.
Llenamos las cápsulas un poco más de la mitad, unos 2/3 de su capacidad. Metemos al horno durante 18-20 minutos. Una vez fuera del horno, sacamos a los 2 minutos para evitar que el calor que desprende abra las cápsulas. Enfriamos sobre una rejilla.

Ingredientes para la crema de queso:
150 gr de queso crema (Philadelphia)
100 gr de mantequilla
250 gr de azúcar en polvo

Batimos el queso crema frío con la mantequilla que deberá estar blanda (a temperatura ambiente). Seguidamente, tamizamos el azúcar bien y vamos añadiendo en dos o tres veces. Dejamos batiendo a máxima velocidad durante al menos 5 minutos para que la crema sea consistente. Metemos en un manga pastelera con una boquilla redonda y lisa ancha. Colocando la boquilla en el centro del cupcake, apretamos y subimos hacia arriba sin pasarnos con la cantidad de crema (sólo la justa).
Por último, cortamos unas ramitas de grosellas y las colocamos encima.
A la hora de comer los cupcakes levantamos la ramita y fácilmente dejamos caer las bayas sobre la crema. ¡Y a disfrutar!


Me gustaría recordaros que estoy en Instagram, ya con 700 seguidores. No sólo muestro mis recetas dulces, también algunas saladas, mis dibujos y diseños, y mis perritos jeje. Os espero por allí.


También os quiero recordar que colaboro con el blog de Galletilandia. Allí podéis encontrar algunas recetas hechas por mí que son de lo más monas y riquísimas jeje. Además con tutoriales paso a paso. Espero que os gusten mucho.


Sin más os deseo lo mejor.
Seguimos en contacto. Besitos!


12/10/2014

MINI HAMBURGUESAS VEGETARIANAS (sin pizca de carne animal)


No os daríais ni cuenta. Os lo prometo. Los que coméis hamburguesas normalmente sabéis el sabor que tienen, pues os puedo asegurar que si probáis estas no pensaríais jamás que no llevan ni pizca de carne animal. Ninguna, cero. Son totalmente vegetarianas.




Esta nueva receta en el apartado de comida salada y por supuesto vegetariana, es de lo más sencilla, fácil y rápida de hacer. Por eso tenéis que probar a hacerlas, porque os sorprenderá gratamente.





MINI HAMBURGUESAS VEGETARIANAS

Ingredientes:
1 bote de judías o alubias blancas cocidas (aprox. 400 gramos)
1 cebolleta grande
1 zanahoria pequeña
1/2 taza de harina de maíz
1/2 taza de pan rallado
aceite de oliva
chili en polvo
sal y pimienta

En primer lugar picamos la cebolleta y en una sartén con un poco de aceite doramos a fuego medio durante 15-20 minutos. Mientras troceamos la zanahoria y las hojas verdes que solemos desechar de la cebolleta, escurrimos las judías blancas y enjuagamos bajo el grifo.
En un procesador de alimentos metemos las judías, las verduras incluida la cebolleta ya pochada en sartén, harina, pan rallado, chili, sal y pimienta al gusto. Trituramos hasta conseguir una pasta.
En una sartén con un poco de aceite freímos las mini hamburguesas dándole forma con nuestras manos del tamaño que deseamos, a fuego medio alto hasta dorar.

Colocamos las mini hamburguesas sobre los panecillos y completamos con lechuga, aritos de cebolla, ketchup y mostaza al gusto.



Están deliciosas y ni los más pequeños se darán cuenta que no llevan carne.
También podéis hacerlas más grandes y usar pan de hamburguesa de tamaño normal.

Os recuerdo mi compromiso con el respeto hacia los animales y la crueldad de la industria alimentaria que hemos creado a gran escala, la cual denuncio. Respeto que las personas puedan comer carne, pero me horroriza la industria despiadada montada para satisfacerlo. Y podéis comprobar con recetas como esta lo rico que puede ser comer vegetariano.









Besitos sin pizca de carne!

5/10/2014

GALLETAS DE CHOCOLATE (para mi princesa Meli)

Esta receta os aviso que debéis guardarla en algún sitio donde podáis encontrarla siempre, ya que os será de mucha utilidad por sencilla y deliciosa. Sí, son galletas de chocolate. Pero esta vez las dejé sin decorar con glasa para que vierais lo bonitas que quedan por sí solas, al desnudo, sólo con un pequeño adorno. Una monada ¿verdad?




Esta receta es básica a la hora de decorar galletas. Casi siempre se suelen usar las clásicas de vainilla pero permitirme la apreciación, en mi opinión quedan mucho más vistosas las de chocolate. Probad a hacerlas y decorarlas con glasa, veréis lo bonitas que quedan.




Para dejarlas al desnudo utilicé unos lazos rosas y diferentes formas de colocarlos para que veáis lo sencillo que es adornar unas galletas fácilmente y que queden súper elegantes.


El motivo de hacerlas no fue otro que el regalo de cumpleaños de la princesita de la pandilla, Melissa. Nos conocimos en la facultad de Magisterio y desde entonces hemos mantenido una relación en ocasiones más frecuente y en otras más distanciada, pero siempre con un tremendo cariño por ambas partes. Como digo es la princesita del grupo, porque le encantan las princesas disney y pensé que este sería un regalo perfecto para ella. 



GALLETAS DE CHOCOLATE

Ingredientes:

250gr de mantequilla a temperatura ambiente
275gr de azúcar moreno (o blanco en su defecto)
2 huevos
1 cucharada de vainilla en pasta o esencia
1 pizca de sal
85gr de cacao en polvo
450gr de harina

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una pasta. Añadimos los huevos uno a uno. Seguidamente la vainilla. Por último tamizamos la harina, el cacao y la sal, y volcamos en 2 o 3 veces  sobre la mezcla anterior batiendo a la velocidad mínima para que la masa no coja aire (no nos interesa). 

La clave para que las galletas nos queden perfectas y no pierdan su forma es seguir los siguientes pasos sin excepción:
1. Sobre una bandeja forrada con papel de horno aplastamos la masa con las palmas de las manos hasta dejarla no muy gruesa y metemos al frigo mínimo 30 minutos. 
2. Sacamos, amasamos y hacemos una bola en el centro. Colocamos otro papel de horno encima y con un rodillo estiramos bien hasta conseguir el grosor deseado (probablemente tengáis que dividir la masa en dos bandejas para estirarla). Una vez estirada la masa volvemos a enfriar, preferiblemente 1 hora para que endurezca antes de cortar.
3. Una vez bien fría, quitamos el papel de horno de la parte superior y con el cortador de galletas que queramos cortamos la masa. Es el momento de encender el horno a 180ºC.
4. Enfriamos mínimo 15 minutos más ya con las galletas cortadas en la forma que tendrán al final. Sacamos y horneamos de 8-12 minutos dependiendo del tamaño (para galletas pequeñitas lo dejo 8 minutos y para medianas como los vestiditos 12). 
5. Colocamos pasados 5 minutos en una rejilla enfriadora hasta que se elimine el calor por completo.



Para decorarlas habéis visto que usé diferentes tipos de lazos, no comestibles claro jeje. Los lacitos pequeños como el del zapato los pequé con una gotita de glasa.

Para completar el regalo guardé cada galleta individualmente en una bolsita transparente y la cerré con washi tape de flores (qué haría yo sin mis washi tape, qué vicio).

Además de las galletas no podían faltar en el regalo unos deliciosos macarons de arándanos, que son los preferidos de mi Meli (le chiflan), también en bolsitas de 3 y su lazito. 


Espero que estas ideas de regalo os hayan gustado mucho y sobre todo uséis esta receta de galletas que está realmente deliciosa y es ¡infalible!