24 abr. 2015

ROCAS DE CHOCOLATE (de oro y oreo)

Llevo enamorada mucho tiempo de estos bombones de colores que parecen piedras preciosas. Desde que me enganché a Instagram conocí la cuenta de Nectar & Stone y flipé cuando vi estas maravillas de la repostería. Eran joyas, piedras preciosas de infinitos colores y decorados con oro comestible. Empeñada estaba en hacerlas exactamente iguales, y tras hacer varias pruebas os enseño el resultado.
¡Son una delicia!


Lo primero que tuve que conseguir era el molde. Necesitaba el molde para bombones en forma de pirámide o joya, y tras mucho  buscar lo encontré en Amazon. 
El siguiente paso fue probar a derretir el chocolate negro y el chocolate blanco. El resultado perfecto, sólo tenía que fundirlos, rellenar el molde y enfriar en la nevera. 


Se abrían cientos de posibilidades, de rellenos, de diseños. Pero lo primero era lo primero: mi pretensión de emular los bombones famosísimos en el mundo entero de Nectar & Stone, procedentes de Melbourne (nos queda un poco lejos jeje). Finalmente, tras algunas investigaciones preferí usar chocolates ya coloreados que teñir el chocolate blanco con colorantes liposolubles. Es más cómodo. Compré chocolates de colores y para buscar las tonalidades se van mezclando unos con otros. 



La siguiente incógnita eran esas manchitas negras que les dan aspecto de rocas o piedras preciosas. ¡Son oreos! Oreos trituradas que componen el relleno de los bombones. 
Para terminar la decoración se usa papel de oro comestible, y así lo hacemos un postre de lo más exclusivo y elegante, ya que el coste aumenta considerablemente. 


El resultado merece la pena, y comerlos es una delicia. Un capricho maravilloso.
Espero que os guste, y en breve iré probando otras combinaciones de tonalidades para crear conjuntos diferentes. Ay que ganitas tengo. ¿Un bocadito?


Besos de chocolate y oro.

4 abr. 2015

CUPCAKES DE CERVEZA GUINNESS (tenía que probarlos)

Pues sí. Los he hecho. Me invadía la curiosidad. Esos bizcochos, tartas, cupcakes hechos con cerveza, ¿a qué sabrán? ¿estarán ricos? Todas las dudas posibles se me venían a la cabeza, y lo que más preocupaba es que yo... ODIO LA CERVEZA.


No me gusta su olor, no me gusta su sabor. Bueno, realmente no me gusta ninguna bebida que lleve alcohol. Soy una chica "sana" sin quererlo jeje, porque jamás me gustó el alcohol en ninguna de sus posibilidades. Y concretamente, el olor de la cerveza siempre me pareció horrendo, la verdad.



Cuando veía en blogs de repostería el típico bundt cake de Guinness, o la tarta, o los cupcakes, pensaba constantemente qué sabor tendría, si realmente el sabor a cerveza sería intenso, y sobre todo, ¡si le iba bien a un dulce!



Pues tengo que reconocerlo. Al probarla flipé en colores. Tenía un regusto a cerveza pero tan sutil y delicioso junto con el bizcocho de chocolate, que realmente me encantó.




CUPCAKES DE CERVEZA GUINNESS
Receta de Alma Obregón "Objetivo Cupcake Perfecto".

Ingredientes para el bizcocho:
125 ml de cerveza negra (Guinness)
125 gr de mantequilla sin sal
200 gr de azúcar
1 huevo grande
1/2 cucharadita de vainilla en pasta o extracto
60 ml de leche
1 cucharadita de jugo de limón
140 gr de harina
40 gr de cacao en polvo
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1/2 cucharadita de levadura en polvo

Precalentamos el horno a 170-180ºC y preparamos la bandeja con las cápsulas de cupcakes.
Añadimos el jugo de limón a la leche y dejamos reposar.
En un cazo calentamos la cerveza y la mantequilla hasta que ésta última se derrita por completo.
Añadimos el azúcar, mezclamos y añadimos el huevo, la leche y la vainilla. Batimos hasta integrar.
Tamizamos los ingredientes secos (harina, cacao, bicarbonato y levadura). Mezclamos con los ingredientes húmedos hasta conseguir una mezcla homogénea. Llenamos las cápsulas un poco más de la mitad y horneamos 18-20 minutos. Una vez listo, sacamos los cupcakes y dejamos enfriar en un rejilla.

Ingredientes para la crema:
100 gr de mantequilla sin sal
120 gr de queso crema
200 gr de azúcar en polvo
1/2 cucharadita de vainilla en pasta
cacao en polvo para decorar

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir que blanquee. Añadimos el queso crema y batimos unos 5 minutos hasta conseguir una deliciosa crema blanca. Por último, la vainilla.
En una manga pastelera con boquilla 1M de Wilton, metemos la crema y decoramos los cupcakes una vez estén completamente fríos.
Por último, para decorar, espolvoreamos un poco de cacao en polvo.




Os recomiendo a los que os asuste que probéis a hacerla en cualquiera de sus versiones. Con esta receta se puede hacer como tarta y bundt también. ¡Está delicioso!


Ya estamos en Abril. En breve cumplo añitos, espero poder hacerme una tarta especial jeje.
Besitos!!!

15 mar. 2015

BESITOS DE MERENGUE



En primer lugar debo disculparme con todos los que seguís mis recetas en el blog. Algunos ya lo sabréis pero los que no os explico el porqué de mi ausencia. Estoy preparando oposiciones para magisterio. Tras acabar la carrera estuve 5 años trabajando en una empresa educativa pero llegó el momento de partir e intentar probar suerte para conseguir mi sueño, trabajar en mi vocación, ser maestra. 


El próximo mes de junio me examino y estoy a tope, por esa razón tengo un poco abandonado el blog, pero sigo muy activa en mi cuenta de Instagram (por si me queréis buscar allí).

Para regresar tenía que elegir una receta y tenía que llevar o bien chocolate o merengue, mis debilidades. Así que me decidí por el merengue y en especial, por unos besos de merengue, para mandaros muchos muchos besitos a todos y agradecer la espera.


Estos besitos son sencillísimos de hacer y es genial tener siempre en casa guardados para un ataque de azúcar jeje.Vamos con la receta.



BESITOS DE MERENGUE

Ingredientes:
2 claras de huevo
100 gr de azúcar
esencia de vainilla
colorantes alimenticios

Precalentamos el horno a 80-90ºC. Batimos las claras en un bol hasta que espume, y sin dejar de batir añadimos poco a poco el azúcar. Una vez esté todo, batimos durante 5 minutos hasta conseguir un merengue blanco, firme y brillante. Para saber que está listo tenemos que comprobar que se forman picos de merengue duros, que no se doblan. Por último, media cucharadita de esencia de vainilla o cualquier sabor que os guste, y batimos.

Separamos en 3 partes, una de merengue blanco, y las otras dos las coloreamos, una de rosa y otra de azul. Metemos en las mangas pasteleras con boquillas diferentes, una lisa, otra de estrella, para darles formas distintas. 

En una bandeja con papel de horno hacemos besitos de merengue apretando y conseguir el tamaño que deseemos. Yo los hice muy pequeñitos, pero pueden hacerse más grandes. Hornear durante 45-50 minutos si son pequeños, y 1 hora u hora y cuarto si son más grandes. Pasado el tiempo apagamos el horno y los dejamos dentro unos 15 minutos. Sacamos y dejamos enfriar por completo. Con cuidado separamos los merengues del papel de horno. 


                         

Para mantenerlos hay que guardarlos en un lugar sin aire para que no se resequen.

                          


Espero que os guste esta receta y de nuevo os invito a seguirme en Instagram donde además de los dulces podéis ver mis manualidades, mis dibujos o a mis perritos jeje. Aquí una muestra de mis últimas publicaciones, con estas muñequitas que me encanta dibujar y estas pirámides de chocolate de diferentes colores.

Muchos besos y hasta pronto.